Publicado: 3 de Mayo de 2016

Por lo general todas las cajas de transferencia que llevan el sistema de transmisión

por cadena  terminan siendo estiradas,  y más aún en función de los KM  y  calzado que haya llevado el vehículo. Los  síntomas de avería suelen ser traqueteos y golpes especialmente a baja velocidad y al maniobrar.
Si la cadena ha estado en servicio más de  (95,000Kms) reemplace la cadena.

El diagnóstico final que nos sacará

de dudas para saber si tenemos la cadena estirada, será al abrir el transfer, a partir de este punto valoraremos indicios como el roce de cadena en el lateral de la tapa o la pérdida de valores entre eslabones y mallas.

Disponemos de un amplio stock de cadenas para reemplazar en cajas de transferencia para las marcas de vehículos; Mercedes-Benz,  Audi, BMW, LandRover, SsangYong, Hyundai Volkswagen y Kia.